Panoramica-de-invierno1.jpg
Bar Restaurante Oliver

Deportivo Club Arenal -- U.A. Sabres

 

                                

DEPORTIVO CLUB ARENAL – U.A. SABRES     

 

  • El sábado día 29 de Mayo de 1982, no fue un sábado cualquiera para la historia del Deportivo Club Arenal, ni para el pueblo de El Arenal. Aquel día inconscientemente se pondría la primera piedra para lo que veinte años después se consolidaría de forma oficial. El Hermanamiento de las dos poblaciones: El Arenal – Ávila – España   con    Sabres – Landes – Francia. 
  • El Deportivo Club Arenal con apenas un mes de vida (19/04/1982), se encontraba en plena fase de estructuración deportiva. Pruebas y selección de los jugadores para confeccionar la plantilla definitiva, para iniciar la andadura en la Competición Oficial Federada.
  • Las obras del campo de fútbol se encontraban muy avanzadas, pero aún sin finalizar. El terreno de juego estaba listo pero los vestuarios estaban aún en bruto y sin alicatar y no había ni siquiera agua corriente; tan solo un grifo en el exterior para el agua de las obras.
  • Aquella mañana del día 29 de Mayo, nos empezaron a llegar rumores de que aquella tarde llegaría un equipo francés para jugar contra el Deportivo Club Arenal. No nos lo podíamos creer, ya que nadie se había puesto en contacto con nosotros, y no sabíamos nada, parecía todo muy surrealista. Pero a medida que pasaban las horas, empezaron a sonar algunos nombres y todo parecía ya, encajar
  • El equipo era de Sabres, venían a hacer su fiesta de fin de temporada; con ellos viajaba Julio Cano Plaza, hermano de Moisés Cano Plaza, arenalo residente en Sabres y vinculado al equipo de fútbol. Pero aún así nosotros, permanecíamos incrédulos aunque estábamos preparados para afrontar el partido si realmente aparecían.
  • Sobre las cuatro de la tarde, llegó un autobús francés con toda la expedición de la U.A. SABRES a bordo, ante nuestras atónitas miradas. Fue entonces y solo entonces, cuando dimos crédito a lo que estaba ocurriendo y nos encaminamos hacia el campo de fútbol para jugar el encuentro.
  • Anecdótico es, que los franceses se cambiaron en el autobús y nuestros jugadores en lo que hoy es el Bar. Disputándose después el primer partido entre los dos clubes
  • Después del encuentro, el alcalde D. Pablo Labrado hizo un pequeño recibimiento en el ayuntamiento, ofreciéndonos a todos los integrantes de los dos clubes una sangría, todo ello preparado deprisa y corriendo por lo inesperado del evento.
  • Y así de esta forma tan peculiar empezó todo.
  • Al año siguiente en 1983 estuvimos haciendo todo tipo de gestiones, para poder devolverles la visita a final de temporada, pero era económicamente inviable por nuestra parte.
  • El día 9 de Junio de 1984 nuevamente volvieron a honrarnos con su visita, esta vez sí, ya todo planificado. A las nueve de la noche del Domingo 10 de Junio, el Deportivo Club Arenal invitó a todos sus socios a asistir al lunch de despedida, y acompañar así a toda la expedición francesa, en el salón del Bar La Terraza. Facilitándose así la relación y la comunicación entre unos y otros.
  • En su despedida, conocedores de todos nuestros inconvenientes económicos, nos invitaron a viajar ese mismo año a Sabres. Coincidiendo con la Fiesta del 14 de Julio y sin tener que preocuparnos por el alojamiento y las comidas; teniendo que costearnos nosotros, solamente el viaje.
  • Y así el viernes día 13 de Julio de 1984 a las once de la noche, salía de El Arenal el autobús con la primera expedición del Deportivo Club Arenal con dirección a Sabres. Aquello era algo totalmente impensable en nuestras cabezas. ¡Como olvidar los comentarios de todos nosotros, sobre la realidad del viaje, cuando subíamos el Puerto del Pico!.
  • Había comenzado el intercambio deportivo entre los dos clubes, alternándose las visitas. Cada año viajaba un equipo a casa del otro, estrechándose cada vez más los lazos de unión entre los dos pueblos. Y así hasta nuestros días, aunque los intercambios deportivos ahora se espacian más en el tiempo, por motivos logísticos.

 

 

 

AUTOR: Pedro Muñoz Cano

 

Información adicional