Panoramica-de-invierno1.jpg

EL VIRUS DE "LA INASISTENCIA DE LOS JUGADORES A LOS PARTIDOS"

EL VIRUS DE "LA INASISTENCIA DE JUGADORES" EN
LA LIGA PROVINCIAL DE FÚTBOL

En las ligas de fútbol profesional existe el temido Virus FIFA, denominación que hace referencia a las lesiones sufridas por los jugadores durante la estancia con sus respectivas selecciones nacionales y que tanto daño les hace a los clubes a los que pertenecen los jugadores.

Pues bien en el Fútbol Aficionado, y sobretodo en los equipos de las categorías más bajas además de un sin fin de problemas de toda índole, existe un virus incurable y que no tiene ningún tipo de vacuna.

Este Virus es el de “LA INASISTENCIA DE LOS JUGADORES A LOS ENCUENTROS QUE SE DEBEN DISPUTAR".

De sufrir el ataque de este "Virus", no se libra absolutamente ningún equipo del Fútbol Aficionado, es más me atrevería a decir que pocos pueden afirmar que nunca les haya atacado. 

Es un Virus muy malicioso que suele atacar durante toda la temporada, pero que se hace muchísimo más activo en Invierno, sobretodo en los encuentros que los equipos tienen que jugar fuera de casa. Pero cuando realmente se hace más peligroso y más dañino es cuando la temporada está llegando a su fin, y los equipos que no van muy bien clasificados se hacen muchísimo más vulnerables y éste hace verdaderos estragos en ellos.
En la Jornada 26 contra el C.D. Colegios Diocesanos el equipo que sufrió un ataque fue el Dvo. Club Arenal, que se presentó con tan solo 10 jugadores.
En la Jornada 27 dos han sido los equipos infectados, El A.P. Burgohondo en su desplazamiento a Lanzahíta y el F.C. Hoyo de Pinares en su desplazamiento a Arenas de San Pedro. Ambos equipos se presentaron también con tan solo 10 jugadores.

Las causas para que el Virus ataque pueden ser de mucha índole, y no se puede achacar a una sola y es prácticamente imposible de determinar el por qué, pero el daño que le puede causar al Club en cuestión puede ser irreparable, e incluso ser la causa que origine su desaparición.

Bajo mi humilde opinión pienso que la causa principal que genera esta inasistencia de jugadores, es la falta de motivación y falta de compromiso con el Club, a causa de los malos resultados obtenidos. La desmotivación también pudiera ser causada por las suplencias continuadas que sufren algunos de los jugadores a lo largo del campeonato.

Otra de las causas que también pueden dar lugar a la desmotivación de los jugadores, a lo largo de la Temporada, es la desidia mostrada por los Órganos Rectores del Club en los desplazamientos al no acompañarles ninguno de ellos, y dejarles prácticamente desamparados ante cualquier adversidad que pudiera surgir, tan solo en las manos del Entrenador y del Delegado (que muchas veces es la misma persona).

 

En cuanto a las obligaciones de los Jugadores y de los clubes en el Ámbito Competitivo El Reglamento de la FCyLF establece lo siguiente:

Artículo 171,

El futbolista aficionado, al suscribir licencia por un club, se obliga siempre que sea requerido por éste a participar en todos los partidos y entrenamientos controlados por la organización federativa, en tanto en cuanto unos y otros sean compatibles con los horarios de su ocupación habitual, hasta la extinción de ésta.

Artículo 175 apartado b,

Los futbolistas con la clase de licencia «A» quedarán afectos a su club por dos temporadas, salvo que ambas partes convengan, de mutuo acuerdo, reducir aquel lapso a sólo una, o extenderlo a tres. Tal compromiso deberá formalizarse, en su caso, por escrito, que deberá adjuntarse, con la presentación de la licencia, al órgano federativo competente que establece el apartado a) del artículo 155 del presente Reglamento General.

Artículo 177 apartado a,

Los futbolistas con licencia «J» se comprometen con el club que los inscribe a permanecer en él hasta la extinción de la licencia que, en todo caso, será al finalizar la temporada en que cumplan la edad reglamentaria, salvo baja concedida por aquél, o acuerdo suscrito por ambas partes, reduciendo su duración a una o dos temporadas.


El Artículo 89,

a) Los clubes están obligados a participar en las competiciones oficiales con su primer equipo, de acuerdo con el calendario oficial.

b) Los equipos deberán estar integrados, al comienzo del partido, por siete futbolistas, al menos, de los que conforman la plantilla de la categoría en que militan.


Y el Artículo 118 de los Estatutos FCyLF dice lo siguiente:

1.- La incomparecencia de un equipo a un partido oficial producirá las siguientes consecuencias:

a) Tratándose de una competición por puntos, se computará el partido por perdido al infractor, declarando vencedor al oponente, por el tanteo de tres goles a cero, y se descontarán al primero tres puntos en su clasificación.

b) En el supuesto de una segunda incomparecencia en la misma temporada, o bien, si tratándose de la primera vez, el incomparecido estuviera matemáticamente descendido, éste será excluido de la competición, y no podrá participar en la próxima, en competición alguna reincorporándose en la siguiente, en la última división de la Delegación Provincial o Subdelegación Comarcal de su residencia, sin posibilidad de ascender en las dos siguientes temporadas.

c) Siendo la competición por eliminatorias, se considerará perdida para el incomparecido la fase de que se trate; y si se produjese en el partido final, éste se disputará entre el otro finalista y el que fue eliminado por el infractor.

d) En cualquier caso, el incomparecido no podrá participar en la próxima edición del torneo.

e) Si el incomparecido fuera el equipo visitante, deberá indemnizar al oponente en la forma que determina el apartado 3) del artículo anterior.

f) La incomparecencia injustificada determinará como sanción pecuniaria accesoria multa en cuantía de seiscientos euros.

g) Acordada por el órgano disciplinario la incomparecencia de uno de los equipos contendientes con las consecuencias clasificatorias previstas en los apartados anteriores, el partido se tendrá por celebrado a los efectos del cumplimiento de sanciones.

2.- Se considera como incomparecencia, al efecto que prevé el presente artículo, el hecho de no acudir a un compromiso deportivo en la fecha señalada en el calendario oficial o fijada por el órgano competente, ya sea por voluntad dolosa, ya por notoria negligencia; y asimismo, aun compareciendo el equipo, incluso celebrándose el partido, si no son suficientes los futbolistas en los que concurren las (ADAPTACIÓN DE LOS ESTATUTOS DE LA F.C. Y L.F. A LA LEY 2/03, DE 28 DE MARCO, DEL DEPORTE DE CASTILLA Y LEON. Pg 48 de 78) condiciones o requisitos reglamentariamente establecidos con carácter general o específico salvo, en este último supuesto, que exista causa o razón que no hubiera podido preverse, o que, prevista, fuera inevitable, sin que pueda entenderse como tal el que haya mediado alguna circunstancia imputable al club de que se trate; que constituya causa mediada de que no participen los futbolistas obligados a ello sin perjuicio de la responsabilidad en que los mismos pudieran incurrir.

3.- Los directivos responsables de una segunda incomparecencia que motive la exclusión de la competición serán sancionados de acuerdo con lo establecido en el artículo 120 de estos Estatutos.

 

Muchas veces oímos justificaciones infundadas, basadas en que son jugadores Aficionados y que para lo que cobran bastante hacen con jugar y que su asistencia a los partidos no tiene por qué ser obligatoria. Estas personas que realizan este tipo de manifestaciones, la mayoría de ellas, desconoce la verdadera realidad del funcionamiento de un Club inscrito en una Federación para participar en Competiciones Oficiales, y de cuales son sus obligaciones.

Un Club de Fútbol Aficionado Federado es una Asociación Deportiva sin ánimo de lucro, y que como bien dice su nombre está compuesto por Aficionados en sus ámbitos tanto competitivo como de gobierno. Nadie cobra un duro por su trabajo, pero eso no les exime a todos de cumplir con sus responsabilidades y obligaciones.

 

Un Club está compuesto, por el siguiente Organigrama:

1.- Los Socios de los cuales surgen los órganos de gobierno, representación y administración como son la Junta Directiva y la Asamblea General.

2.- los Jugadores en el ámbito competitivo.

3.- Los Patrocinadores y Sponsors, en el ámbito económico.

4.- Los Aficionados, en el ámbito social y económico.

Como vemos todos ellos son necesarios y se complementan unos a otros. Ninguno de ellos es nada por sí solo, y todos y cada uno tienen sus derechos y sus obligaciones.

El engranaje del Club funciona perfectamente si todos cumplen su cometido. Si falla la Junta Directiva, no funciona el resto. Si no hay jugadores, ¿de qué sirven todos los demás?. Si no hay Patrocinadores, Sponsors, Socios y Aficionados, ¿Para qué tener Jugadores?, Y si finalmente no hay dinero no se puede hacer nada de nada.

 

"Reflexionemos sobre todo ello, y que cada uno de nosotros pensemos de que forma podemos contribuir, porque todos somos necesarios. Cada cual en la parcela que le corresponda,  para que el Fútbol Provincial no se nos muera con la desaparición de los equipos en los pueblos".